Busquets de Alexanco y al patadón

La resaca del derby dará que pensar. Sobre todo servirá para que el clima en los medios durante esta semana sea el mismo que reinaría si el Madrid hubiera superado ya al Barça en la clasificación.

El Madrid sólo supera al Barça este año, en moral. El Pep team de los records se tambalea ante un mal resultado. Mientras, en la capital del reino, ya se vencampeones. La moral, se latienen comida al soci. Sus periódicos comiean la campaña, la turba les sigue y Raúl hace doblete…

Pero señores, el Barcelona está siete puntos por encima, muchos habríamos firmado a principios de liga, estar ahora mismo con tan sólo uno de ventaja. Pero las sensaciones no son proporcionales a la clasificación, sino a la actualidad. Y el fútbol son sensaciones, eso sí, hasta el martes. Tras los partidos de Champions, para mejor o peor, lassensaciones serán otras ya.

Y hablando de sensaciones, la que me queda a mi es de perplejidad. Guardiola, el hombre del seny, sucumbó ayer a la ansiedad, al miedo. Fueron varias las decisiones llamativas que tomó el míster. Abidal cae lesionado (en mal momento d la temporada) en el minuto 22. El entrenador no se atreve a dar entrada a Sylvinho, mete a un tocado Puyol y el Barça se queda sin banda izquierda para el resto del partido (Henry ya no estaba jugando demasiado abierto…) podría Haber sdo peor si le pasa ago al capitán por forzar. En el 39, como sabeis, Keita es expulsado.

Tras el descanso, entra Busquets y se va Henry (desafortunado una vez más en el remate). Un delantero menos y gol del Espanyol. Delgado Ferreiro, mientras tanto, debía estar creca ya de la decena de amonestaciones. A los 4 minutos Valdés confirma que este año de entrenamientos tampoco ha sido suficientes para aprender a despejar hacia delante y por arriba. Nunca consigue ambas.

Golazo de Torué, el Camp Nou ruge, parece que se puede remontar. No, se va el otro delantero, Pep cambia a Samuel por Guddy. Raro, muy raro. Aunque también es verdad que Samuel con ansiedad pierde mucho. Y el camerunés notó la ansiedad: se empeñó en comenzar las jugadas de ataque en lugar de finalizarlas. Pues nada, que siga el caos.

Busi de 9 y yaya en mediocampo. Sergi es alto, ero no gana la posición como el marfileño, ni se mueve tan bien dentro del área, ni tiene su regate ni un tiro tan poderoso. Me gustaría que la próxima vez, el “Alexanco” fuera Yaya.

A partir de ahora, con seguir haciendo las cosas como se han hecho hasta ahora, el Barça no debería tener probemas para ganar a liga con más de 7 puntos de ventaja. Pero ahí está el entorno y el ansia. ¿El caos? no lo creo. Un partido malo con influencia arbitral mientras el rival gana por una vez con solvencia. Sólo eso.

Hazte miembro del grupo “yo visito trouroblaugrana” en Facebook.