Comienza una nueva edición de la Champions League y desde Rondo Blaugrana hemos querido hacer un artículo coral donde participamos todo el equipo e indicamos varios puntos como favorito, sorpresa, decepción y papel del Barça. Seguro que estaremos de acuerdo con algunos, con otros no tanto, lo que está claro que este equipo es muy variopinto y solo pretendemos que lo disfrutéis todos, estéis más o menos en la línea de lo que comentamos. Esto es el fútbol; pasión y deversidad de opiniones.

Oliver Domínguez

Favorito: Es evidente que destaca el Real Madrid ahora mismo. Yo veo a Bayern y Juventus. Chelsea y los dos de Manchester pueden llegar lejos.

Decepción: El propio Real Madrid, ya que llegará a las últimas rondas pero no creo que gane la tercera seguida y ése es su gran objetivo. El PSG también me parece que defraudará.

Revelación: Hay varios; el Borussia lo hará bien y creo que Liverpool y Nápoles también.

Papel del Barça: El Barcelona este año me parece un tapado, una especie de gigante dormido, por la convulsa situación que vive, pero puede llevarse el trofeo; la última vez que estuvo así lo acabó ganando todo.

Daniel Guillén

Favorito: Bayern München. Los bávaros son, año tras año, un conjunto que no entra en la condición de favorito, pero que, eso sí, nunca baja del TOP-4. Hablamos de un rival temible, repleto de jugadores de talla mundial. De la mano de Ancelotti, el Bayern ha recuperado la verticalidad, tan sintomática del fútbol germano, sin renunciar a la esencia de ser protagonista con el balón. Las pérdidas de Lahm y Xabi Alonso invitan a adoptar una postura pesimista, pero los movimientos en el mercado han sido, a priori, magníficos: James, Tolisso, Rudy y Süle ilusionan.

Decepción: Real Madrid. ¿Por qué un equipo con casi dos escuadras titulares y once veces campeón de Europa iba a ser el fiasco de esta edición? Muy sencillo: todo lo que no sea volver a ser campeón será una decepción. La tiranía de los de Zidane durante estas dos últimas temporada ha instaurado la teoría de ser un equipo imbatible, inalcanzable. Hablamos de una presión añadida para una plantilla que ha perdido a Morata, James o Pepe, pero que se ha reforzado con Vallejo, Ceballos y Theo Hernández. En la Champions League intervienen muchos factores que huyen de la lógica, y por eso es tan impredecible. No solo basta con ser el mejor, el azar también reclama sus derechos.

Revelación: Borussia Dortmund. Un Mónaco joven, atractivo e inesperado privó a los germanos de seguir abrumando a Europa con muchos nombres interesantes el curso pasado. Con Peter Bosz, artífice del gran año del Ajax, en los banquillos, el Dortmund necesita dar un paso al frente y confirmar lo que se viene esperando de ellos desde 2013. Siendo una plantilla donde reina la juventud, el club ha perdido a Dembélé en lo que es una operación histórica, pero han llegado Dahoud, Yarmolenko, Philipp, Toprak y Toljan.

Papel del Barça: La gran incógnita. No ha sido un verano especialmente positivo para los azulgranas. La marcha de Neymar a principios de agosto acentuó una situación institucional delicada. Con el retorno de Deulofeu y las llegadas Dembélé, Paulinho y Semedo, el nuevo Barça de Ernesto Valverde afronta una temporada donde reina el pesimismo en las gradas del Camp Nou. En lo que parece una reconciliación con el modelo, el factor Leo Messi te obliga a aspirar a todos los títulos posibles. El cambio de dibujo, el rendimiento de la segunda unidad y la administración de las vacas sagradas marcarán el futuro del equipo a corto plazo.

Juan Melero

Favorito. No dar el papel de favorito en una competición al que la ha ganado en las últimas ediciones resultaría una temeridad, aunque hay otros candidatos, el favorito debe ser el Real Madrid.

Decepción. Como no está el Arsenal toca innovar, así que opto por el Bayern de Munich.  Percibo una plantilla envejecida, que no ha sabido encontrar recambios de nivel para los que se le han ido (Xabi Alonso o Lahm), ni para los que se le están yendo (Ribery y Robben).

Revelación. Aunque ha ganado la Champions en cinco ocasiones, hace años que no hace algo importante, por eso doy el papel de revelación al Liverpool de Klopp. Equipo por fin hecho a la medida del técnico alemán, con un grupo asequible de inicio y con jugadores rapidísimos, con calidad y con hambre.

Papel del Barça. Podemos decir por primera vez en muchos años que el Barça no es el favorito para ganar la Champions. Obviamente un equipo con Messi en sus filas siempre está en la nómina de candidatos, pero habrá que esperar como madura el equipo de Valverde para concretar sus aspiraciones. Debería llegar a semifinales al menos y evitar los bochornos del año pasado (París y Turín).

Kiko

Favorito: Por inversión, amplitud y calidad de plantilla, porque la eliminación frente al Barcelona el año pasado los ha hecho más competitivos y porque quizá la situación en la liga francesa le permita llegar al tramo final en buenas condiciones apostaría por el PSG.

Decepción: De los equipos TOP cito a la Juventus al que veo a día de hoy lejos de poder repetir o acercarse al papel de la temporada pasada. También vería como cierto fiasco si en el grupo C Chelsea o Atlético Madrid no se clasifican para los octavos y lo hace la Roma en lugar de alguno de ellos.

Revelación: Mónaco. Voy a citar al Mónaco porque no me decido por ningún otro equipo merecedor del calificativo de “revelación” y aunque creo que podría hacer cuartos o semifinales me parecería de mucho mérito después de las salidas de hombres como Mbappe, Bernardo Silva o Mendy.

Papel del Barça: A día de hoy cuesta verlo como favorito pero si llegó Valverde es en parte para mejorar la imagen y juego en campos como el del PSG o la Juventus la pasada temporada. Si consigue mejorar eso, al Barcelona deberíamos verlo en cuartos y a partir de ahí lo que D10S quiera.

Joan Barriach

Favorito: El favorito, a pesar de haber perdido a dos estrellas como Morata o James a cambio de jóvenes promesas sin testar en la élite, sigue siendo el Real Madrid. Años con un mismo plantel jugando juntos y con la coraza de campeón adquirida es el que parte en mejor posición ante una multitud de proyectos en fase embrionaria como son los ingleses, el nuevo FCB sin Neymar o la Juventus sin Bonucci.

Decepción: Los favoritos son los principales candidatos a ser también las decepciones, con lo que el RM bicampeón puede ser perfectamente un equipo decepcionante junto al PSG de Emery con Neymar y Mbappé.

Revelación: Tottenham. Los de Pocchetino jugarán en el grupo más duro con el BVB y el actual campeón y parte de la bajísima prestación en años anteriores en CL jugando en Wembley. Pero la experiencia está adquirida, el talento sigue intacto y por pura estadística puede ser un equipo a tener en cuenta de cara a las eliminatorias.

Papel del Barça: Equipo de cuartos de final con lógica si no pasan situaciones extrañas. El fútbol pone a cada uno en su sitio, y la realidad es que en 2014, 2016 y 2017 no se pasó de cuartos sin apenas opciones a competir para estar en semifinales. Y esta temporada se parte con peor plantilla y con un entrenador sin experiencia en CL…

Arturo Sánchez

Favorito: Atlético de Madrid. Si los del Cholo en este ciclo no han ganado una Champions ha sido por no tener un gran 9. Previsiblemente este año lo tendrá con Diego Costa (“ausente” en la final de 2014), que se sabe ya el Cholismo y además llegará a las eliminatorias como un avión. Y Vitolo. 

Decepción: Bayern Munich. Equipo en fin de ciclo, bajas sensibles de difícil relevo y no tiene el típico entrenador que encuentre soluciones. Es el mismo guión del año pasado pero con jugadores clave un año más envejecidos. Si James recuerda al jugador de 2014 darán un salto de calidad, pero si no pueden ser muy predecibles. 

Revelación: Liverpool. Tiene un grupo asumible para ser primero y un equipo entregado a la causa de Klopp, que además ya sabe de esta competición. La lógica dice que su defensa le hará perder cualquier opción, pero está construyendo algo fenomenal cuando tienen espacios, rinden muy bien ante rivales directos y si algún sitio no entienden de lógica es en Anfield.

Papel del Barça: Cuartos de final. Tiene a Messi y eso lo hace candidato a todo, pero no tiene mejor equipo que la temporada pasada, hay alrededor del club un clima muy desagradable y además las deficiencias que había no se han subsanado. O Valverde lo hace muy, muy bien o los problemas se repetirán y también los resultados. Este equipo puede bastar para ganar una Liga, pero no dos o tres eliminatorias de élite. 

Joan Cloquel

Favorito: El gran favorito para mi es el Chelsea de Antonio Conte. El campeón de la Premier League se ha reforzado muy bien este verano y tiene una plantilla amplia, con ganas de títulos y una competitividad dotada por su entrenador italiano excepcional. Si consigue administrar las fuerzas con el calendario de su liga, uno de los grandes candidatos al títulos.

Revelación: Como equipo revelación, yo contaría con el Porto de Iker Casillas. Es un equipo al que es muy difícil marcarle un gol y ha caído en un grupo equilibrado con Monaco, Besiktas y Leipzig que le pueden dar muchas opciones para plantarse en la fase final de la competición y a tener tiempo para cuajar el equipo y jugársela en las eliminatorias.

Decepción: Un equipo de los grandes que se ha relajado este verano tras hacer una gran temporada es el Real Madrid. El equipo blanco ha acabado el mercado de fichajes con peor equipo que el que le permitió ganar Liga y Champions y en la competición europea ha quedado encuadrado en un grupo complicado con Borussia o Tottenham que le van a exigir muchísimo y ha empezado la temporada con muchas dudas y falta de gol preocupante. Tiene mucha dependencia de Cristiano Ronaldo, Casemiro y Modric y el equipo sigue sin tener claro a que quiere jugar.

Papel del Barça: Con nuevo entrenador como Valverde y la salida de una de las estrellas como Neymar, el rendimiento del equipo azulgrana es una incógnita. Las sensaciones en este inicio de temporada es muy bueno con un equipo más ordenado, presionando muy bien tras pérdida de balón y con un Messi más cercano al área. Al conjunto azulgrana se le exige como mínimo llegar a cuartos de la competición y según evolucione el equipo, podremos ver si se le puede pedir que ganen la competición. La gestión del ‘txingurri’ de la plantilla será clave.

Miguel Larrea

Favorito: A pesar de tener a día de hoy peor equipo que el año pasado, creo que el gran candidato sigue siendo el Real Madrid. Le seguiría el PSG ya en otro escalón.

Revelación: Ya lo fueron en la edición pasada, pero veo al Mónaco llegando más allá de octavos otra vez.

Decepción: Creo que los dos grandes alemanes (Bayern y Dortmund) no van a hacer un gran papel esta temporada.

Probabilidades Barça: Al menos cuartos de final, si todo va bien. Queda mucho, pero hay cosas a las que uno se puede agarrar más adelante. Con Messi nunca se sabe.

Papito

Favorito: Barça. El Barça será el outsider de esta competición. Tiene quizá no plantilla, pero sí un once para  aspirar a todo. Además no lleva encima la presión de años anteriores, pese a contar con el mejor jugador de la historia. Si las lesiones le respetan, será el futuro campeón.

Decepción: Real Madrid. Todo lo que sea no ganar la Champions para un equipo diseñado para ello, será una pequeña, gran decpeción. Y creo que, una vez se ha descubierto que detrás de ese juego simple de centros al área y dado que la plantilla se ha debilitado un tanto. Veremos que este equipo cae más pronto de lo que se espera. 

Revelación: Si es año pasado fue quizá el Mónaco con la explosión de Mbappe, este año, pese a haber perdido a su mejor jugador, será el Dortmund quién desarrolle ese papel. Probablemente pasando como segundo de grupo, pero siendo ese segundo que elimina primeros en octavos. Veremos hasta donde llegan…

Papel del Barça: Como comentaba antes, el ousider, el equipo que ganará todo cuando menos se le espera. A nadie se le escapa que la plantilla se ha debilitado con la salida de Neymar. Pero quizá dicha salida libera un poco al equipo en cuanto a presión externa de tener al mejor ataque del mundo. Veremos si, colgados del diez, este equipo está llamado a cotas mayores. Además el fútbol le debe tanto al diez, que es hora de empezar a pagárselo…