JOHAN,¿TÚ QUE HARÍAS?

Soy Cruyffista, supongo que es lo que tiene ser de la cosecha del 85 y crecer con las Ligas de Tenerife, aquel equipo de Stoichkov,Romario y Laudrup pero sobre todo lo que vino después. Hay que ser realista y aquello no tendría porque haber implicado esa admiración o querer leer todo lo que salga sobre él pero con el paso del tiempo Johan es uno de los “culpables” de que me guste,viva y sienta el fútbol como lo hago a la vez lo considero una de las personas con las que más he aprendido.

Johan marca una antes y un después en la historia del Barcelona y siempre viene bien recordarlo. Además de los títulos que dejó, fue su legado y que ahora haya una forma de pensar y de jugar. La afición ha adquirido una preferencia por un tipo de juego que se ha visto multiplicada por diez ( por decir una cifra) después de la etapa de Guardiola.

Este hecho hace que cuando llegan las malas rachas de resultados o de juego el famoso entorno reclame volver a esa idea e indirectamente piense en Johan y por ejemplo ese juego combinativo,la importancia de los extremos o reclame el esquema que El Flaco instaló en el Camp Nou. Lo definía de la siguiente manera Pep Guardiola en el libro “Mi gente,mi fúbol”: “Fue él, Johan, quien impuso los criterios de circulación rápida del balón. La obligación de abrir el campo para encontrar los espacios. Llenar el centro del campo para jugar con superioridad numérica y, no sé, implantar, en fin, un montón de cosas más para que todo el mundo supiera cómo jugaba el Barça y, sobre todo, para que supiera cómo quería hacerlo en el futuro. Y eso en resumen, es lo más grande que nos ha dejado Cruyff, pero afirmándolo no pretendo decir que el Barça deba seguir jugando así. No lo digo, entre otras cosas, porque no tengo autoridad alguna para hacerlo.”

En su momento actuó como asesor de Joan Laporta pero no le hacía falta ese puesto. Indirectamente cualquier entrevista o aparición pública se acababa convirtiendo en pedirle opinión al Maestro y sus opiniones pesaban mucho por ejemplo a la hora de pensar en nuevos entrenadores.

Si pensamos en entrenadores tenemos que pensar también en Johan cuando vemos la preferencia por técnicos de la escuela holandesa o que fueron jugadores suyos o cercanos a su idea. Por poca trayectoria o curriculum que tuviera, si un entrenador tenía el visto bueno de Johan siempre sumaba en las quinielas o aumentaba el respaldo. Contar con el apoyo de Johan era importante .

No voy a descubrir a Guardiola como defensor de la figura de Cruyff pero quiero aprovechar sus palabras “Cuando dudo, me pregunto que haría Cruyff” porque creo que simbolizan a buena parte del barcelonismo pero también en ocasiones a una parte de los entrenadores.

En Johan se encuentran muchas respuestas y a veces una frase o una explicación en una entrevista puede ser lo que uno necesitaba para solucionar un problema o una duda.

 

En clave azulgrana ahora mismo por ejemplo me pregunto cuál sería la opinión de Johan sobre Ernesto Valverde y su etapa en el Barça. Independientemente de los títulos que se logren esta temporada, ¿estaría contento? A favor del actual entrenador debemos poner en la balanza la opinión que tenía El Flaco cuando Valverde entrenaba al Espanyol o cuando Cruyff lo tuvo a sus ordenes como jugador al que entrenó entre 1988 y 1990. Posteriormente en 2012 con motivo del fichaje de Ernesto Valverde por el Valencia, Johan se expresó de la siguiente manera: “Es un gran acierto del Valencia. Cuando era jugador era muy inteligente y siempre me transmitió su interés por el fútbol y por aprender. Es de los entrenadores más destacados y prometedores del fútbol español”

Pero ¿y si pensásemos en la conveniencia de un cambio en el banquillo? En caso de pensar en otro técnico ¿Qué nombres pensaría Johan como posibles sustitutos? En ese caso no sería extraño escuchar a Johan apostar por nombres como García Pimienta o Rubi o quizá dar el visto bueno a la llegada de Quique Setien. ¿Cuál sería la opinión de Cruyff acerca de Setien y su propuesta?

Para todas las preguntas, él tendría una respuesta con la que podríamos estar más o menos de acuerdo pero que siempre valdría la pena escuchar, como cuando explicó que la mejor forma de defender a Manolo (del Atlético Madrid) que destacaba por su capacidad para desmarcarse era no marcarlo en una de esas respuestas o razonamientos que dejan a uno algo descolocado pero en los que no les faltaban nunca al menos una pizca de razón o sentido.

Johan, maestro, se te echa de menos.