Todo es posible…y exigible

El Barça Lassa de Andreu Plaza cierra un año 2018 que podríamos definir con una palabra: títulos.

Después de cuatro años de sequía, el conjunto azulgrana ha vuelto a competir y luchar por todos los títulos, tanto en España como en Europa, e incluso consiguió volver a levantar la Copa del Rey al ganar a Jaén Paraíso Interior por un resultado ajustadísimo de 4-3 que decidió un gol de Aicardo en el minuto 4 de la prórroga.

El resto de competiciones, tanto Liga como Champions League las disputó hasta el final pero Movistar Inter todavía fue un rival demasiado importante y con una plantilla más amplia y experimentada para definir y alejar al Barça de ambos títulos. En la competición europea, el gran verdugo azulgrana fue Carlos Ortiz. El capitán del equipo madrileño marcó los dos goles que les clasificaron para la gran final, el primero en el minuto 3 y el segundo en el 31, dejando sin efecto el tanto de Esquerdinha, que empataba el partido en el minuto 28. Aunque acabó perdiendo, ese partido empezó a demostrar que la distancia entre ambos equipos se había estrechado mucho y se definió el partido por pequeños detalles, que cayeron del lado interista porque aún competía con más poso.

En cuanto a la competición regular, la LNFS, el Barça de Andreu Plaza volvió a competir hasta el final. Disputó la final del Playoff hasta el quinto partido, nuevamente ante Movistar Inter, pero en esta ocasión la agonía todavía duró más porque el título se decidió desde la tanda de penaltis. Ese día también fueron clave los lesionados porque por parte azulgrana cayeron Esquerdinha, Leo Santana, Aicardo, Rivillos y Joao, unos jugadores totalmente vitales para el juego y la rotación azulgrana. Aún así, Lozano tuvo un doble penalti para adelantar al Barça Lassa pero lo lanzó fuera.

2019: Subir el listón

Como ya hemos destacado, 2018 ha sido un año con un notable alto como nota final. Ha competido todos los títulos y por pequeños detalles o por las lesiones, no ha conseguido llevarse los más destacados como son Liga y Champions.

Por fortuna en el año que entramos, la trayectoria sigue siendo muy buena. El equipo es segundo en la LNFS solo dos puntos por detrás de ElPozo Murcia. Un equipo, el charcutero, que es el que más ha crecido esta temporada, compitiendo mucho mejor. Y eso lo deberá tener en cuenta Andreu Plaza porque el primer gran reto de 2019 será ante ElPozo Murcia. Será el 15 de enero, cuando el equipo murciano se enfrentará al Barça en los Palacios de los Deportes de Murcia, a partido único. El Barça tendrá todo en contra pero en caso de victoria jugaría una Final Four en el primer fin de semana de mayo.

Pero, si hay que pedirle dos objetivos al Barça Lassa son la Liga y la Champions. Prácticamente tienen la obligación de ganar mínimo uno de los dos para confirmar el crecimiento y consagración del equipo de Andreu Plaza. El equipo está compitiendo igual de bien que la temporada pasada y tiene un plus muy importante: ha conseguido dejar atrás la acumulación de lesiones del año pasado y está toda la plantilla salvo la figura de Mario Rivillos que se está recuperando de una lesión grave de rodilla, que se espera que esté recuperado para el tramo decisivo de la temporada.

En la Champions, el conjunto de Andreu Plaza disputará la Final Four nuevamente en Almaty ante el equipo anfitrión, el Sporting de Portugal y, como no, Movistar Inter. Será la primera gran prueba de fuego para saber si la sección del Barça va a finalizar bien la temporada o seguirá teniendo dudas.

En Liga, el Barça debe aprovechar la profundidad de plantilla para seguir estando en la parte alta de la tabla. Seguir manteniendo por debajo a Movistar Inter que empezó la temporada con muchas dudas para tener mejor factor campo en los playoffs.

Todo empezará el 4 de enero ante Futbol Emotion Zaragoza en el Pabellón Siglo XXI.