La medular del Camp Nou dispondrá de un nuevo llavero con el que Valverde deberá juntar las diferentes llaves para la gestión de la finca del Camp Nou. Con la llegada de Frenkie de Jong ya anunciada oficialmente el pasado mes de enero y el asentamiento de Arthur parece que el Txingurri podrá seguir evolucionando su equipo hacia algo vinculado con el juego de posición implantado en su día por Johan Cruyff.

Además de los dos jóvenes centrocampistas del Barcelona la presencia de Busquets en el mediocentro, la continuidad o no de Rakitic o Vidal y el papel otorgado a Aleñá o hasta a Riqui Puig, Oriol Busquets o Álex Collado dependiendo de la importancia que otorgue el técnico extremeño al Barça B serán parte de lo que tendrán que decidir Pep Segura, Éric Abidal y Ernesto Valverde.

Además de los que están en nómina y la posibilidad de buscar recaudación con ventas como la de Rakitic o el atleta chileno entran en boga figuras como la de André Gomes (sigue con contrato en vigor cedido en el Everton pero con opción de compra), Denis Suárez o Rafinha, piezas que no parecen contar en demasía para el cuerpo técnico culé.

Oliver Domínguez (@Olyverius)

Bajas: Rakitic, Rafinha, Gomes, Denis

Altas: De Jong, Rabiot

Adrien Rabiot al Barça

Una línea en la que el equipo debe renovarse pero que aún ofrece mucho nivel. Duele en el alma vender a Rakitic, pero Vidal tiene rol de banquillo y con De Jong, Rabiot y el crecimiento de Arthur y Aleñà se debería poder paliar la salida del jugador croata, probablemente necesaria desde un punto de vista económico.

Arturo Sánchez (@Turuwilder)

Bajas: André Gomes y Rafinha

Altas: De Jong, ¿Lo Celso?, ¿Fabián?, ¿Aouar? o ¿Pablo Fornals?

Confirmado el fichaje de Frenkie De Jong no parece que vaya a haber ninguna modificación más en el centro del campo blaugrana. Rakitic, Vidal, De Jong, Arthur y Aleñá para dos puestos, con el croata, el holandés o Sergi Roberto como opciones de descanso para Sergio Busquets. Sólo la llegada de una oferta irrechazable por Rakitic o una que haga recuperar la inversión por el chileno podrían variar los planes, y a partir de ahí se puede hablar de qué perfil vendría bien.

La apuesta por De Jong parecía obligatoria, pues el Barça ha demostrado requerir la presencia de un interior de posesión permanentemente en el XI, pero la convivencia del holandés con Arthur de salida puede pecar de cierta planitud. La idea siempre ha de ser llevarle el balón a Leo en las mejores condiciones a tres cuartos de campo, pero más allá de allí ellos no pasan. Por ello, si se produce una llegada lo ideal sería que se tratara de un centrocampista que se relacionara con la frontal del área, que saltara líneas y que supusiera también cierta amenaza. Es lo que se intentó con Coutinho, pero parece que para ese rol ya ni se lo plantea Valverde.

No es lo mismo que saliera el chileno que el croata, claro. Si Vidal hiciera las maletas se buscaría (o no) un futbolista más concreto, como cuando llegó él por Paulinho, pero si fuera Rakitic implicaría una pérdida de jerarquía que da cierto vértigo. Arthur, De Jong y Aleñá pintan mejor que bien, pero todavía es pronto para juzgar su nivel de manera continuada en la élite. En eso Rakitic es una realidad que no se puede permitir perder Valverde, sobre todo porque interiores de nivel contrastado que podrían relevarle no hay al alcance. Pienso en Pogba, Erikssen, Isco o De Bruyne, claro, pero es utópico. Saliendo de esos nombres podríamos hablar de Rabiot, pero su díscola forma de llevar su salida del PSG espanta.

Así que si tocara hacer una apuesta quizá buscaría un jugador para hacer las veces de Iniesta en un interior izquierdo, sobre todo si se planteara la salida de Coutinho. Pienso en Giovani Lo Celso, cuya temporada en el Betis es potente. Fabián Ruiz, por el que no se intentó nada en verano cuando costaba menos. Pablo Fornals, que quizá podría adaptarse ahí. También Aouar, aunque sería otro traspaso caro. Pienso incluso en Thiago, que a diferencia de los anteriores ya tiene un bagaje al máximo nivel. Pero dada la reconstrucción que ha emprendido el Barça en el medio no tendría sentido desprenderse de Rakitic, aunque un ofertón sólo pueda llegar este verano.

Marc Hernández (@fdeprimera)

Bajas: I. Rakitić, Rafinha, Denis Suárez y André Gomes.

Altas: De Jong (Ajax).

En líneas generales, me gusta bastante más Rakitić que Vidal, pero prefiero que sea el croata quién se marche por un motivo muy claro: Frenkie de Jong debe empezar como titular y el chileno, como revulsivo, ya ha demostrado su valor. Riqui Puig y Oriol Busquets, a caballo entre el filial y el primer equipo, deberían empezar a tener minutos.

Con el fichaje del holandés, por lo tanto, quedaría por definir el apartado de salidas, más allá de Rakitić y Vidal: André Gomes y Denis Suárez, actualmente cedidos, y el lesionado Rafinha tienen todos los números para marcharse definitivamente este verano del Barcelona.

Iván Fdez Delgado (@ivanofde)

Bajas: Denis Suárez, André Gomes, Rafinha, Vidal y ¿Rakitic?

Altas: De Jong y ¿Herrera?

El verano del FCB se presenta con dos premisas muy claras, y una de ellas ya resuelta. Esa primera, el fichaje, a poder ser estratégico, de futuro de un jugador a priori con potencial para dominar Europa y España desde un juego muy determinado, ese que nos hizo grandes. Un jugador que se adapta perfectamente a nuestra idiosincrasia y que además proviene de Holada, precisamente del Ajax.

Este jugador es Frenkie de Jong. El jugador holandés, a día de hoy no parece tener una posición demasiado clara, pero lo que sí es cierto, es que arroja calidad y “cara dura” por doquier. Sus partidos en la selección, su eliminatoria vs Madrid donde parecía el mejor de los 22. Una cosa de locos si Frenkie es capaz de ser todo lo que se espera de él, que es muchísimo.

Por otro lado, la otra gran premisa, es llenar de talento canterano el centro del campo culé, algo que es añorado desde hace tiempo. Por un lado, Carles Aleñá tendrá un segundo año en el primer equipo, más maduro y con mayor dinámica primer equipo, con mayor jerarquía dentro de la propia plantilla. Además, Carles puede ser ese jugador que dote de segunda altura al mediocampo culé, que a día de hoy está lleno de jugadores de base. Aunque el punto fuerte de Carles no es ese movimiento entre líneas, si tiene capacidad para ello. Amén de por ejercer en un escalón superior, como delantero.

Los Riqui, Oriol Busquets y Collado, además con estas salidas y un año más, tendrán la opción coger el relevo de Carles. Ojo, que nadie se olvide de Collado, que puede ser el jugador perfecto para dotar de ese segundo escalón al medio del que antes hemos hablado.

Por último, y aunque muy poco probable, la salida de Rakitic sería la última (¿?) oportunidad de recaudar efectivo por un jugador de 31 años que ya lo ha dado todo por el club, que acaba contrato en 2021 y con un cartel y sueldo altísimo. Si Rakitic se fuese, mi opción favorita sería la de Ander Herrera. Ander ya compartió equipo con el txingurri y es un jugador fetiche para el que escribe. Jugador que vendría libre, con un sueldo no tan alto y con una edad ideal para no cortar la progresión de los chavales. Un jugadorazo muy poco reconocido y desarrollado en Manchester e incluso en la Selección. Un win win a nivel económico y deportivo