La gestión de la cueva

Quién lo hubiera dicho, pero desde el inesperado adiós de Víctor Valdés el puesto de portero ha sido el mejor cubierto del equipo. Primero con Bravo y ter Stegen y luego con Marc y Cillessen.

Del alemán poco se puede decir más allá de que va camino de ser un fichaje histórico, pero más inesperado ha sido el extraordinario rendimiento del holandés en un rol que no se corresponde con su calidad. O al menos no con la actual, porque al llegar por 12 millones de euros en 2016 fue un fichaje discutido por una cuestión de nivel. Tres temporadas después no sólo se ha revalorizado desde la suplencia (un caso complejo), sino que su comportamiento ha sido ejemplar. Su continuidad condiciona la planificación de la portería culé, y está supeditada a tres decisiones: el deseo o no de salir del meta; la disposición del Barça a vender; la capacidad de clubes interesados para pagar los 60 millones de cláusula.

Jasper Cillessen merece jugar más de un partido de aquí a final de temporada, pero el Barça merece y necesita también un suplente de garantías para ter Stegen, y nadie mejor que el holandés.

Aquí la opinión de los miembros de Rondo Blaugrana sobre cómo debe afrontar el Barça la gestión del segundo portero:

Joan Barriach (@Joanbarriach)

Bajas: Cillesen.

Altas: Iñaki Peña (Barça B)

De cara a la planificación de la plantilla de la próxima temporada la ortodoxia y la lógica marcarían un solo camino: La continuidad de ter Stegen y Cillesen. Con ambos la meta quedaría completamente cubierta dando ambos un nivel altísimo desde sus respectivos roles.

En cualquier caso, si el club considerase necesario vender para poder invertirlo en fichajes estratégicos en otras posiciones, sería probable que el bueno de Jasper tuviera que hacer las maletas. Es el curioso caso de un portero suplente revalorizado en su rol de cara a ser el guardameta titular en clubes de alto nivel.

Si esa fuera la situación, vender para invertir, la solución pasaría por un portero de la Liga española con una baja cláusula o apostar decididamente por Iñaki Peña, el cancerbero del Barça B.


Marc Hernández (@Fdeprimera)

Bajas: Cillessen

Altas: Sommer (Borussia Mönchengladbach

Aunque Cillessen es el suplente ideal de Ter Stegen, todo apunta a que se marchará y el Barça, en mi opinión, necesitará un portero que reúna varios requisitos: que se adapte al modelo de juego, tenga experiencia en el primer nivel y acepte su rol.

En este sentido, Yann Sommer me encaja bastante en el perfil, tanto por experiencia como por nivel, pero estoy abierto a otras opciones si aparecen nuevas oportunidades de mercado.


Arturo Sánchez (@turuwilder)

Bajas: Cillessen

Altas: Guaita/Asenjo/Ospina

Lo mejor que le podría pasar al Barça pensando egoístamente en la portería y para no complicar el verano más sería que Cillessen siguiera, pero teniendo necesidades presentes y futuras un traspaso costoso por un suplente me parece goloso. Por ello el Barça debería promover una salida del holandés a cambio de una suma cercana a los 60 millones de su cláusula. Y aunque ahora suene impopular creo que Cillessen está rindiendo por encima de su verdadero nivel y que no es portero de 60 millones, por eso ahora que se puede sacar una cifra cercana se debería aprovechar.

Imposible encontrar un sustituto de las mismas garantías, pero el Barça debe arriesgar para poder equilibrar sus cuentas, y ha de ser fichando un portero por el que no hacer un gran desembolso. Tendría poco sentido perder a Cillessen a cambio de otro portero peor y sin sacar una gran diferencia económica, a no ser que Jasper lo pidiera, cosa poco probable a tenor de sus declaraciones y de que será titular con Holanda en la Euro juegue mucho o poco. No hay tampoco muchos grandes clubes que necesiten con urgencia un guardameta, pero si lo hubiera y sale optaría por un fichaje modesto y posiblemente veterano hasta que Iñaki Peña esté preparado.


Oliver Domínguez (@olyverius)

Bajas: ¿Cillessen?

Altas: Onana

Todo a la espera de la decisión de un Cillessen, que se ha ganado poder elegir. La opción de Peña habría que explotarla en caso de que el holandés se vaya, pero, si realmente se queda corto, apostaría por el portero del Ajax.


Iván Fernández (@ivanofde)

Bajas: Cillessen

Altas: Onana/Joel Robles

Aunque parece que el futuro de Jasper se despejará el año que viene, toca pensar en qué pasaría si el guardameta holandés se marchase este verano. Aunque mi ideal sería un Iñaki Peña con 2 años más, su presente necesita minutos y jugar de manera regular, y a poder ser, con el filial.

Dejando a un lado al canterano, mis propuestas son dos, y ambas diferentes. Joel Robles, portero que lleva todo un año a las órdenes de Setién, jugador maduro, con un alto grado de blocaje y un gran juego aéreo. Pese a que no es un virtuoso con el pie, su año con Setién le ha mejorado, en técnica e interpretación. No es un gato en la línea, pero tiene un 1×1 bastante aseado. Perfil para portero suplente de 2-4 años.

Una opción más ambiciosa sería la de Onana. El excanterano, de 22 años (23 en Abril), supondría un desembolso económico medio. Portero de grandes aptitudes, grandes reflejos y juego de pies. Aunque es inmaduro en ciertas facetas (le cuesta blocar), es un portero de garantías y con experiencia en alto nivel (final de Europa League, en cuartos de Champions tras haber eliminado al Real Madrid). Perfil no solo para garantizar un recambio de garantías con Stegen, sino a su vez para dar tiempo a Iñaki Peña y poder obtener una suculenta oferta futura. Hacer un Cillessen vamos. Su “pero”, su edad y la posibilidad de cortar una proyección más que buena.