ENTREVISTA A JOAQUÍN CAPARRÓS

Equipo de Rondo Blaugrana (07-08-2013)

Con la primera jornada de Liga en el horizonte el equipo de Rondo Blaugrana ha tenido la oportunidad de entrevistar a Joaquín Caparrós, actual entrenador del Levante y uno de los técnicos con una trayectoria más sólida en la historia reciente de nuestro fútbol. Antes de dar paso a la entrevista toca agradecer a Joaquín Caparrós su amabilidad y las grandes facilidades que nos ha dado para poder desarrollar este fantástico contenido.

RONDO BLAUGRANA (RB): La primera jornada de Liga puede ser una buena ocasión para sorprender al Barça aprovechando que todavía no tiene demasiado ritmo de competición y que algunos de sus mecanismos pueden llegar algo verdes al encuentro. ¿La preparación del partido es distinta a si éste se produce avanzada la competición?

JOAQUÍN CAPARRÓS (JC): Mis pretemporadas parten con la idea de conseguir que el máximo número de mis jugadores estén en condiciones de jugar los 90 minutos en el primer partido de liga. En este caso nos ha tocado el Barcelona, lo que no cambia nuestra idea inicial, aunque puede provocar un plus de motivación en la plantilla.

RB: La principal dificultad que afrontan los equipos que visitan el Camp Nou es la gran distancia a la que les queda la portería de Víctor Valdés si el Barça se asienta en campo rival. ¿Cómo espera poder hacer daño al vigente campeón?

JC: Hace años que el juego del Barcelona es conocido por todos y aún así es muy complicado contrarrestarlo. Nosotros estamos intentando conjuntar una plantilla con muchas novedades. A día de hoy es imposible saber cómo afrontaremos ese partido a nivel táctico.

RB: ¿Qué importancia tiene en este escenario la figura del delantero centro?

JC: No más que la del resto de jugadores.

RB: El Barça cuenta con recursos muy superiores a los de la mayoría de rivales. ¿Más allá del objetivo del resultado es importante que un entrenador fije también otros micro-objetivos dentro del mismo partido que permitan al equipo salir reforzado incluso en caso de un resultado adverso?

JC: El objetivo de cada partido es sacar los tres puntos, independientemente del rival. No obstante, hay determinados partidos y escenarios que te dejan un sabor agridulce si el rendimiento del equipo ha sido el adecuado y no así el resultado. Tratándose del primer partido de liga, el nivel de exigencia en determinados aspectos es diferente que cuando se encuentra avanzada la competición. Pero que nadie dude que vamos a intentar vencer al Barcelona.

RB: Dejando al Barça de lado, usted empezó a entrenar muy joven. ¿Cómo empezó a sentir esa llamada por vivir el juego desde el otro lado?

JC: Me viene desde pequeño. Ya en mi etapa en el colegio intentaba repetir con mis compañeros las jugadas que veíamos en los partidos de fútbol y siempre les daba alguna indicación. Mi padre también fue un gran impulsor de esta faceta.

RB: ¿Tiene algún referente que haya ejercido particular influencia sobre sus ideas futbolísticas y su método de trabajo?

JC: Benito Floro.

RB: ¿Qué le parece la etiqueta de entrenador “resultadista” que en ocasiones utilizan los medios para describirle? En principio todos los técnicos buscan resultados, es decir, ¡todos quieren ganar!

JC: Cada cual es libre de opinar lo que quiera. Yo defiendo que en el fútbol mandan los resultados, lo que no significa que me considere resultadista. Mis exigencias son muchas y diversas y no versan en muchas ocasiones sobre el resultado.

Caparrós 1

RB: Usted es un entrenador que logra un gran nivel de activación entre sus jugadores. Para definirlo habla a menudo de la “mentalidad colectiva” de sus equipos, ¿puede explicarnos en qué consiste este concepto?

JC: Para mí el factor humano es esencial. Siempre digo que en este sentido no puede ni debe ganarnos nadie. El primer paso es el de conseguir un equipo cohesionado, una plantilla en la que cada jugador sienta que forma parte de una familia con objetivos comunes. Ese será un buen punto de partida.

RB: Se dice que el fútbol lo definen los futbolistas pero en la trayectoria de los entrenadores es frecuente observar la continuidad de una idiosincrasia reconocible. ¿Cómo se compagina la especificidad de un nuevo grupo de futbolistas con el libreto característico de un entrenador?

JC: A pesar de que cada entrenador trabaja con unos conceptos determinados, debe adaptarse a las especificaciones de la plantilla con la que trabaja. Me parece erróneo intentar imponer un estilo de juego o unas ideas por encima de todo. Debes conocer a fondo a cada miembro de tu plantilla y sacar el máximo rendimiento de los mismos a partir de esa información. Para ello, deberás adaptarte.

RB: Cuando uno se fija en su trayectoria en los banquillos queda la sensación que Joaquín Caparrós lega a sus sucesores un trabajo muy sólido a partir del cual se puede crecer (los casos del Sevilla y el Atheltic Club son evidentes). En esta ocasión, sin embargo, el escenario parece inverso: usted ha llegado a un equipo que se ha contado entre las sorpresas más serias de las últimas temporadas en nuestra liga.

JC: Mis predecesores han hecho un grandísimo trabajo a los mandos del Levante. Nuestra idea es seguir creciendo como club y conseguir la mejor posición posible, pero bien es cierto que nos encontramos con una plantilla con muchos cambios respecto a años anteriores y toca hacer un buen trabajo de cohesión.

RB: Ciertamente el club valenciano parece encontrarse en plena transición. Ya la temporada pasada el juego del Levante ganó agresividad y cierta cuota de balón respecto al repliegue más bajo del primer año de Juan Ignacio Martínez y por el camino se han ido varios jugadores muy importantes a lo largo de estos últimos años. ¿Cuál es el objetivo concreto que se plantea para el equipo esta temporada?

JC: El objetivo es la permanencia, pero como os digo intentaremos hacerlo lo mejor posible. Hay que ser objetivos e ir paso a paso.

RB: Una de las claves del buen rendimiento del Levante ha sido su excelente adaptación a los ataques posicionales por los que abogan muchos de sus rivales en la Liga. Joaquín Caparrós parece una elección muy adecuada para dar continuidad, con los matices oportunos, a esa estrategia.

JC: Al igual que creo que es el entrenador el que debe adaptarse a los jugadores, opino que se debe intentar imponer un estilo de juego y no depender del estilo del rival. Tenemos una gran plantilla, con jugadores de mucha calidad, lo que nos va a permitir depender de nosotros mismos en el terreno de juego y optar por una estrategia en la que nuestro equipo sea el protagonista.

RB: Hace poco entrevistamos a Víctor Orta, que ahora está trabajando en el Zenit. Nos comentaba que el trabajo en la dirección deportiva siempre es complicado, pero que cada equipo tiene su “mar donde pescar” y que este rara vez se solapa con el de clubes con distinto poder adquisitivo. ¿Qué diferencias ha observado en la dirección deportiva de los clubes por los que ha pasado?

JC: En general se trabaja de manera similar. Óbviamente, y tras estar cuatro temporadas al frente de un club como el Athletic, observas otros matices ya que el ideario limita ese “mar” del que hablamos. Pero en líneas generales las preferencias del entrenador y las posibilidades económicas del club marcan el camino. Se comienza con una lista amplia de jugadores que poco a poco se va depurando.

RB: ¿Piensa que el entrenador debe estar al servicio de la dirección técnica del club o bien es el club el que debe desarrollar su gestión técnica según el criterio del entrenador?

JC: La realidad es que entre ambas áreas hay un objetivo común, conseguir los mejores resultados para el club. Este hecho debería obligar a entrenador y dirección técnica a tener una relación estrecha y de total transparencia. En mi caso siempre es así. No podría decirte quién debe amoldarse a quién, ya que considero que es más productiva una simbiosis entre ambos entes, tan importantes para el buen hacer de un club.

RB: ¿Llega a afectar la presión mediática al entrenador de un equipo? ¿Qué club de los que ha estado ha supuesto un mayor reto para usted en este sentido?

JC: A mí personalmente, no. Después de tantos años conozco las reglas del juego. Entiendo y defiendo el papel de los medios de comunicación en el fútbol actual (de hecho durante mi etapa en Bilbao comencé a estudiar periodismo, una disciplina que siempre me ha apasionado), por lo que intento inculcar a mis jugadores la necesidad de aislarse de todo lo relacionado con los medios, tanto en el halago como en la crítica.

Caparrós 2

RB: En su trayectoria como técnico siempre ha dejado constancia de un gran trabajo con los jóvenes, y según pasan las temporadas el aprovechamiento de las canteras gana enteros en la Liga. ¿Se ha perdido el miedo a dar oportunidades a futbolistas menos experimentados?

JC: Por un lado se va perdiendo el miedo. Por otro la coyuntura económica obliga a mirar más a la cantera. Estamos en unos años en los que el buen trabajo de cantera quedará patente ya que crecen las oportunidades para los chavales más jóvenes.

RB: ¿La gran exposición de las jóvenes promesas (medios de comunicación, redes sociales, popularidad de las categorías inferiores de la selección…) puede dificultar las tareas de formación? ¿Hasta qué punto es labor de los técnicos atender las cuestiones relacionadas con el entorno de sus jóvenes promesas?

JC: Ya te comentaba que intento inculcar la importancia de abstraerse de todo lo que pueda resultar perjudicial para el día a día del jugador. Yo a mis chicos no les limito el uso de redes sociales, siempre que este sea adecuado y se haga dentro de lo que podemos considerar parámetros normales o lógicos. Y sí, creo que el entrenador debe estar atento a este tipo de cuestiones e intentar aconsejar a sus jugadores, sobre todo a los más jóvenes.

RB: ¿Qué criterios prioriza a la hora de dar oportunidades a los más jóvenes? Es de suponer que las necesidades particulares del primer equipo pesan mucho pero a veces la proyección particular de algunos futbolistas exige una atención especial.

JC: Una de las primeras cosas que hacemos mi cuerpo técnico y yo al llegar a un club es conocer a fondo la cantera. Nos reunimos con la dirección y los entrenadores y a partir de la información recabada elaboramos una estrategia. Lógicamente, las necesidades del primer equipo marcarán la importancia relativa que un jugador puede tener en él, pero es cierto que hay determinados jugadores que por proyección se ganan una oportunidad.

RB: ¿Qué papel debe interpretar el entrenador con un jugador que se estrena en el primer equipo?

JC: El papel del entrenador es importante, pero más aún el de los capitanes. Ellos son los modelos en los que se fijan los más jóvenes y por tanto ejercen una influencia muy grande sobre los mismos. Yo personalmente intento que la integración de los jóvenes al primer equipo sea lo más sencilla posible.

RB: ¿Podría citarnos algunos jugadores que haya tenido bajo sus órdenes cuya progresión le haya dejado especialmente satisfecho?

JC: Son muchos como para citar sólo algunos. He tenido la suerte de entrenar a grandísimos jugadores que a día de hoy se encuentran entre los mejores del mundo.

RB: ¿Y qué nos dice de Rubén García? El valenciano ya dio un importante paso adelante la temporada pasada.

JC: Si Rubén sigue en la progresión que está llevando será, sin duda, un jugador importante para el equipo.