El Barça ha superado los primeros meses de este macroproyeto con algo más que un simple aprobado, pero algo menos que un notable. El equipo ha solventado la mayoría de partidos con solidez y talento, pero si brillantez, apoyado en la inconmensurable figura de Nikola Mirotic, pero ha acusado la ausencia de bases puros mientras Delaney estaba haciendo su particular pretemporada y Pangos y Heurtel han estado fuera de combate por sus lesiones.

En estos meses, el Barça ha competido con ahínco y colmillo, salvo la noche negra ante el CSKA de Moscú. Tampoco le ha ido mal ante los equipos de la realeza europea, aunque podría haber ido mejor. Bastante mejor.

Tras el traspiés en Vitoria, el único partido de esta Euroliga que es imperdonable no haber ganado teniendo en cuenta el momento del rival, el Barça necesita subir el nivel y empezar a rendir a pleno potencial, a lo que debería ayudar el próximo regreso de Thomas Heurtel y, cuando sea, el de Kevin Pangos.

Y esa subida de nivel se tiene que ver en el juego ya desde mañana mismo, con la visita del vigente subcampeón y colíder de la presente Euroliga, el Anadolu Efes de Larkin y Micic, todo un hueso, y quizá el mejor equipo en lo que llevamos de competición.

Los de Pesic deberán mostrar su mejor cara en defensa y en ataque. En lo primero, Hanga, en su papel de base de emergencia y especialista defensivo, se antoja clave, quizá menos Claver, ya que el juego de los turcos pasa menos por la pintura, aunque su concurso en intimidación y rebotes será de gran ayuda.

En ataque, probablemente deba ser Delaney quien dañe y desgaste a Larkin y Micic en el ‘1’, aunque Higgins probablemente se empareje con el que quede, así como le puede pasar a Kuric e, incluso, a Abrines. Más cerca del aro, Tomic y Davies deberán aprovechar la ausencia de Dunston y castigar a un ex culé, Pleiss, que viene de dulce. Otros dos ex, Chris Singleton y Adrien Moermann, tendrán un duelo en el ‘cuatro’ con Mirotic, a priori muy superior y cuyo desempeño se prevé clave en el partido.

El partido es clave para dar caza a Efes, que está una victoria por delante tras la derrota ante Baskonia, y adelantarlos gracias al ‘average’, ya que el Barça venció en Estambul 64 a 74 en la jornada inaugural. Eso sí, Shane Larkin se perdió ese duelo.